Sigue aprendiendo, te lo pasarás mejor

Hace ya cinco años de mi CSM. Para mí ha habido un antes y después de este curso. No sólo “rompió” mis moldes mostrándome que había otra forma de entender el trabajo, sino que me hizo ver la importancia de gestionar las relaciones entre personas de otra manera, incluso más allá del ambiente laboral [gracias también a mi amigo Joao Gama, por sus golpes de realidad 😉 ].

Desde aquel momento hasta ahora, he visto como el interés por Agile ha ido creciendo. Muchas personas se han ido introduciendo de manera autodidacta (lo más normal), a partir del “boca a oreja”, mirando blogs, leyendo opiniones en foros ;), e incluso asistiendo a cursos introductorios de dos días (como el que he mencionado antes).

Leer blogs, foros y/o hacer cursos de dos días es sólo el principio.

Los cursos introductorios son útiles por que establecen una base sobre la que empezar a crecer, pero no dejan de ser eso, una base de valores y prácticas que a veces no son tan inmediatos de aplicar en el contexto real de cada equipo de trabajo. Por otro lado, leer blogs y foros puede proporcionar trucos, pero difícilmente da ese “armazón” que liga las ideas. Si no se pasa de ahí, se puede llegar a diferentes situaciones:

  • Tomar como “ágiles” ciertos planteamientos bastante alejados de Agile.
  • Atascarse, quedarse en algún lugar de la transición estancándose, consiguiendo un resultado por debajo de lo que debería ser.
  • Abandonar, por no obtener los resultados esperados.
    • Por no hacer las cosas adecuadamente (posiblemente porque lo que se está haciendo no es Agile).
    • Por no haber entendido lo que implicaría Agile y/o simplemente, porque Agile no es lo adecuado para el contexto / cultura del proyecto o de la empresa.

Si alguien cree que va a mejorar sensiblemente, de manera sostenida, y conseguir equipos de alto rendimiento (donde incluyo al cliente) yendo sólo dos días a un curso, leyendo cosas como “Scrum en 5 minutos” o incluso sólo mirando esta web, quizás no es consciente de que cuando gira estos pocos “folios” de Scrum, hay un checklist de “cómo cagarla con Scrum” y es probable que marque bastantes de estos checks.

Por las experiencias que he vivido, concibo la transformación organizativa, de equipo e incluso personal como un planteamiento más integral, sistémico, en la cual la formación “convencional” sólo es una de las piezas.

A partir de aquí se abren dos vías de aprendizaje:

a)    La que sigue basada en el esfuerzo personal (más barata, con más probabilidades de error y quizás por ello más lenta y arriesgada).

b)    La que, además del esfuerzo personal, recurre a alguien que ya ha pasado por estas transiciones suficientes veces (posiblemente más cara pero también más rápida y efectiva). Un ejemplo de este segundo caso es recurrir a un Agile Coach:

1.    Que tenga cicatrices de varios años en Agile, que se haya equivocado varias veces para intuir las “zonas de peligro”.

2.    Que sigue trabajando día a día en las trincheras, no se ha quedado en la formación tradicional.

3.    Que haya interiorizado y aprendido cómo funciona un sistema compuesto por trabajadores de conocimiento.

4.    Que conozca las técnicas, principios de ingeniería y herramientas que permiten trabajar de manera ágil.

Sin embargo, no todo el mundo puede permitirte este acompañamiento. En cualquier caso, si quieres disfrutar más de tu vida profesional (son muchas horas las que dedicamos a trabajar), hacer un trabajo de calidad, ser más productivo y estar satisfecho con lo que haces, todo ello desde planteamientos ágiles, una buena estrategia sería:

  • Empezar a aplicar los principios y prácticas Agile en tu entorno 🙂

agile-books

 

  • Leer libros escritos por personas que llevan muchos años trabajando de esta manera. Es extraordinario la cantidad de principios y técnicas que contienen, que pueden servir de inspiración en nuestros proyectos ya que han sido probados en muchos contextos.
  • Asistir a acciones formativas avanzadas como, por ejemplo, la Scrum Week (a resaltar el curso de Agile Coaching), la XP Week o el Postgrado en métodos ágiles. Es increíble que en España podamos disfrutar de este tipo de formaciones a un precio más que razonable en comparación con otros cursos de temas no Agile. Además, estos cursos están impartidos por profesionales que realizan su trabajo no sólo en España, sino también en resto de Europa, lo cual demuestra el nivel que comienza a haber en este país ( ¡ ”exportamos” conocimiento ! ), de lo cual nos tenemos que alegrar mucho.
  • Por último, y no por ello menos importante, hablar cara a cara 🙂 y compartir experiencias con otras personas que estén envueltas en transiciones similares, por ejemplo acudiendo a las Conferencias y Open Spaces de Agile Spain, a la ALE2012, al Scrum Gathering 2012, a la XP2012, etc. y, especialmente, a encuentros de las comunidades ágiles locales como las de Agile Barcelona ;), Agile Madrid, Agile CyL, Canarias, Levante, Galicia, Extremadura, Zona Norte, Aragón, Andalucía, etc., donde además de debatir sobre problemáticas concretas de gestión y de trabajo en equipo se hacen talleres, dojo’s, etc. Estos eventos suelen ser desde muy baratos a gratis y en ellos podrás conocer a personas muy interesantes.

Sigue aprendiendo, te lo pasarás mejor 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s